Carmen Herrera

Navegando entre imágenes y palabras

Generadores Automáticos de Palabrería Sinsentido para aquellos que no tienen nada que decir

Posted by Carmen en agosto 8, 2009

Poema  automático producido con el Generador Instantáneo de Poemas Magistrales:

La alcoba ideal anhela el azar de las alas de un ciego,
el amor inquietante ilumina la noche
ahíto de esquinas silenciosas…
y yo languidezco estremecida en la bruma innombrable…
Abrasada en el círculo fugaz…
inhalando poesía por cada poro…
transida, iluminada, inane…
el seno efímero, transitorio…
la sed entrecortada, desconocerse.

La idea de los Generatrones surgió de la lectura en diversos foros poético-literarios de poemas que me recordaban a una amalgama de palabras “interesantes” batidas en una coctelera y puestas en verso, que, aparentemente, tenían mucha “enjundia” (e incluso eran muy aplaudidos) pero sólo en lo formal, porque el fondo carecía de interés, de emoción, de pasión, e incluso -la mayoría de las veces- de significado.

De ahi salió el artículo que publiqué en la revista ALMIAR Lecciones de poética clásica para principiantes en el que figuraba el boceto del “Generador instantáneo de poemas magistrales” del que está sacado el ejemplo que encabeza este post.

Cuando conocí a Gracia Iglesias (el día que presenté los Generatrones en Sevilla), me comentó que había visto una fotocopia del Generador de poemas una noche en un bar de Madrid, creo recordar, y que le había gustado mucho pero no tenía idea de quién lo había  hecho. Eso me encantó. De alguna forma es como si algo que haces se escapa de tu control, adquiere vida propia y se convierte en patrimonio de todos.

Y para que la idea sea aún más comunitaria, os propongo que creéis vuestros propios Generatrones, con el tema que os parezca, y me los enviéis por e-mail. Los subiré a la casita de gusanillo, al apartado específico que he creado, titulado Generatrones, donde ya he puesto los siete “Generadores Automáticos de Palabrería Sinsentido para aquellos que no tienen nada que decir” que tengo terminados.

Y, de regalo para terminar, otro poema de Generador, este de corte más clásico:

El cielo azul se adorna desmayadamente
con bellas rosas lánguidas nostálgicas,
acariciando el arpa con poética melancolía
la lívida estrella serenamente se estremece…

Abrasándose en la llama del amor,
la música llora en el plácido crepúsculo
adornando calladamente el divino dolor,
armónico, melancólico, distante, efímero…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: